CORONAVIRUS. Incluye vídeos

Apreciado ser humano, ante la actual situación que está provocando la alarma humanitaria ¡CUIDATE, CUIDA DE TU FAMILIA Y DE TU ENTORNO! Bien es cierto que algunas de las respuestas a la actual crisis mundial, ya las sabemos, están dentro de nosotr@s y, puede que las escuchemos ahora que hemos parado, si nos las dejamos oír ¿Qué queremos hacer? ¿Podemos mirar todo lo que no nos gusta y empezar a responsabilizarnos del poder de nuestros comportamientos dentro de un sistema que necesita muchas mejoras y cambios?

¿Somos conscientes que de seguir como hasta ahora nuestro verdadero estado de salud y el verdadero estado de salud del planeta tarde o temprano pueden acabar por aplastarnos? Si no a nosotr@s, a nuestr@s hij@s y niet@s.

Sabemos porque miramos y sentimos, como nos encontramos interiormente, o cómo se encuentra el resto de seres vivos con los que convivimos. Lo que suele ocurrir es que hasta que no vivimos el peligro en nuestras propias carnes no somos del todo conscientes del poder y la responsabilidad que hay detrás de cada una de nuestras acciones.

WhatsApp Image 2020-03-22 at 14.35.33-2

Miroslava Chrienova 

Estamos cerca de los límites de la vida tal y como la hemos conocido hasta ahora en nuestra evolución como especie, en los límites de nuestro propio ecosistema tierra y en los límites del tiempo que disponemos para que el daño sufrido sea irreversible ¡Y no es algo que digamos unas pocas personas! Más bien lo dice toda la comunidad científica de este planeta.

Como profesional en crianza ecológica, intervención preventiva y salud psicosocial puedo afirmar que las causas que pueden llevar a cualquier persona a transformase en un ser humano cada día más insensible, enfermo y menos vital, indistintamente del color de nuestra piel, ideología, religión, país de origen,  género, etc. se encuentran a lo largo de toda nuestra maduración infantil e historia vital. Así nace el documental criaturas.org

No vivimos tiempos fáciles, ahora mismo, lo más saludable es intentar prevenir que se siga transmitiendo el virus. Sabemos que las muertes por coronavirus se disparan entre aquellas personas con  niveles de inmunidad bajos: ancian@s, pacientes con enfermedades auto-inmunes y aquell@s otr@s personas con dolencias muy graves que requieren de fármacos cuyo efecto secundario hace disminuir sus defensas.

Así que la actual situación de quedarse en casa para proteger la vida de los mas vulnerables y evitar los contagios, nos puede resultar incómoda si descuidamos nuestras amistades y hábitos de vida. Aprovechemos este tiempo y las redes sociales para abrir espacios de relación: llamar a esa persona de la que te acordabas y no había tiempo de llamar, alimentarnos  de nuestra familia, de las miradas, las caricias, los abrazos sin prisas, de escuchar a nuestr@s hijos y adolescentes,  bailemos, juguemos y entre todo tanto e igual de importante optimicemos nuestro equilibrio vital buscando espacios para la intimidad y el descanso.

También podemos mirar otras realidades, por ejemplo la aquellas familias que no pueden quedarse en casa, porque su primera y mayor necesidad vital es huir junto a sus criaturas, de la muerte, el hambre o la sed, a consecuencia las guerras o la devastación medioambiental del planeta.  Es importante mantener viva la mirada a la llamada de todas estas personas, toda la desesperación, angustia, dolor y desolación que viven. Millones y millones de seres humanos que siguen sufriendo y mueriendo a nuestra vista y, a la vista de las diferentes comunidades internacionales ¿Cuándo vamos a atrevernos a mirar todo lo que no nos gusta ¿Tenemos que asumir que el mundo es así?  o ¿Es más bien como somos y estamos en él?

Estos recursos multimedia forma parte de una variada y cuidada selección de MATERIALES GRATUITOS que te ayudarán a crecer y criar en sintonía con las distintas necesidades de la vida en familia. SI DECIDES USARLOS RECUERDA, reconocer su AUTORÍA y compartirlos desde el  ESPACIO del que forman parte ¡Que la manta que tejemos cubra toda la humanidad y la tierra recupere su equilibrio natural!

Después de escuchar a este doctor  estadounidense no entiendo muy bien a qué estamos esperando para emprender acciones en favor de la prevención, el cuidado de la vida del planeta y la salud de cada un@ de nosotr@s y nuestras familias ¿Acaso este es un asunto tan solo corresponde de resolver a nuestros altos mandos y gobiernos? 

Hace unos días la profesora en biomedicinas Ana Maria Oliva publica un vídeo que desafía todo lo que hasta ahora creíamos saber sobre los microorganismos. Lo que debes saber sobre bacterias y virus.  poniendo imágenes al artículo del doctor en Ciencias Biólogicas y Bioantropología Máximo Sandín “La guerra contra bacterias y virus, una lucha autodestructiva”.

En los diez minutos finales de este otro el Dr. Thomas Cowan en la Cumbre de Salud y Derechos Humanos en Tucson, Arizona el 12 de marzo de 2020. Explicaba con claridad qué existen claras relaciones entre los niveles de salud de nuestras células y los niveles de contaminación electromagnética que afectan al planeta y todos sus seres vivos. Encontrando evidencias científicas entre el aumento de radiación a la campo electromagnético, la implantación de la última tecnologías 5G y, la aparición de un virus y posterior pandemia. Según sus palabras, una situación que no es nuevo en nuestra historia.

La buena noticia es que todavía estamos a tiempo de recuperar nuestro entorno natural y conservar los procesos de ontogenia y filogenia de los mamíferos humanos… Si individual y colectivamente, nos centramos en proteger y respetar las simples leyes de la naturaleza y la vida. Cuidando de nuestros frutos como establece nuestro proceso vital de desarrollo biopsicológico, sosteniendo la propia vida emocional y la de nuestras criaturas, niñ@s y adolescentes; procurando entornos más sanos para tod@s: al tiempo que salvaguardamos las cualidades humanas fundamentales.

Cuidando del ánimo y la salud, esa fuerza vital interior que nace y crece a lo largo de todo nuestro desarrollo. Para  que lleguemos a la adultez con la energía y el compromiso individual necesarios para hacernos cargo de nosotr@s mism@s y nuestros ecosistemas vitales familiares.

Ojalá la inestabilidad que está provocando esta situación de máxima alarma nos sirva para que cuidemos más de nuestra salud, la de nuestr@ hij@s y entornos naturales.  Nos ayude recapacitar y dar el lugar que corresponde, a los procesos de desarrollo internos de los seres humanos y la vida emocional familiar. La formula mas natural, económica y sencilla de hacer crecer nuestros niveles de vitalidad, inmunidad y empatía. “Años sensibles en los que nacen las virtudes o los vicios humanos” Evania Reichert 

Más

 

 

 

 

Materiales seleccionados de:

 Alish Salud y Vida

Miguel Angel Monteagudo

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .