Prevenir la depresión y las alteraciones del sistema nervioso y el estado del ánimo

En 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe actualizado sobre la salud en el mundo, alertaba del crecimiento de la depresión pronosticando que en 2029, sería la enfermedad de mayor incidencia en los países modernos, superando a las enfermedades cardiovasculares, y al cáncer. Anunciando al mismo tiempo los enormes gastos económicos para su tratamiento dentro de los países industrializados.

En los últimos años la utilización de medicamentos antidepresivos y ansiolíticos se ha triplicado (leer más). Mientras el número de casos de suicidio infantil y adolescente sigue creciendo. Una realidad tabú evitada históricamente, catalogada como la primera causa de muerte en el mundo, con cifras espeluznantes entre los quince y los diecinueve años.

Como adult@s, como familia y como sociedad es cuestión de salud reflexionar ante las consecuencias que causan en la psique y el cuerpo humano, el desconocimiento por parte de madres, padres, educadores, profesionales de la salud, cuidadoras/es y otras personas relacionadas con la infancia. De las necesidades bipsicológicas y rítmos de maduración a lo largo de las distintas fases del desarrollo infantil de nuestras criaturas. La sociedad en su conjunto necesita estar más informada de los cuidados preventivos que promueven un sano y equilibrado desarrollo durante su crecimiento.

Es imprescindible tomar conciencia de cómo fueron criados nuestr@s antepasad@s,  de cómo fuimos criad@s nosotr@s y de cómo estamos criando, aquí y ahora.  De  lo peligrosas que pueden ser algunas vivencias y patrones de conducta a lo largo de los primeros años de la crianza y vida familiar.

Todavía en algunos hogares y centros de enseñanza hay quienes consideran que en determinadas situaciones límite,  esas en las que no se sabe muy bien que hacer; para calmar a criaturas y niñ@s, lo más práctico y efectivo para resolver es: dar un juguete, usar una pequeña mentira, hacer sentir un poco de miedo, castigar con lo que más gusta o incluso; esos antiguos azotes, a su tiempo.  Desconocedores de que hay heridas emocionales que dé forma continuada acaban por perjudicar la propia salud infantil y vida familiar.

depresión infantil

En este articulo la psicóloga y psicoterapeuta reichiana Maite Sánchez Pinuaga entrevistada para documental criaturas.org, define la depresión como “La muerte del impulso a la demanda por parte del bebé y de su propia necesidad de satisfacción amorosa”.  Una profunda herida que tiene su origen a lo largo del primer año de su frágil vida, como consecuencia la frustración sucesiva de su propio impulso natural para pedir alimento, amor, calor, contacto y afecto.

Seamos o no más o menos conscientes del alcance de nuestras acciones y las necesidades infantiles del desarrollo emocional, físico y mental; otro claro ejemplo a día de hoy,  es la gran cantidad de población que todavía desconoce los peligros y efectos del uso de las pantallas, en edades tempranas. Un hecho que nos preocupa cada vez más a muchos profesionales.

¿Queremos más equilibrio emocional? La periodista, investigadora y terapeuta Evânia Reichert inició hace unos años una detallada investigación donde muestra los primeros años del desarrollo infantil como un fondo de reserva para toda nuestra vida posterior. El tiempo más frágil de vida humana, donde se constituye  nuestra propia psique,  capacidad para percibirnos, percibir y relacionarnos, con nosotr@s mism@s, las otras personas  y con el mundo. 

La autora recopila toda una serie de datos muy recientes sobre las actuales investigaciones en neurociencias, que hoy confirman:

  • El  estrés sufrido por la madre durante el proceso de gestación interfiere en el estado emocional y energético del bebé alterando su salud física, mental y energética.
  • Después del parto necesitamos de un útero psicológico, pues nacemos con el cerebro increíblemente inacabado. Cerca de  ¾ partes del neocórtex y muchos de nuestros sistemas internos necesitan del contacto piel con piel,  la lactancia y  los años de infancia para completar su formación de base.
  • La afectividad libera neurotransmisores que estimulan las conexiones neuronales, las cuales son fundamentales en el desarrollo inicial del cerebro y en la maduración de toda la estructura infantil.
  • Hay edades favorables para la consolidación de capacidades, emocionales, cognitivas y físicas específicas. Se trata de momentos especiales en que están madurando determinadas áreas del cerebro, lo cual facilita  el surgimiento de la habilidad, siempre que el ambiente sea satisfactorio.

Hace más de medio siglo Wilhelm Reich uno de los alumnos más destacados de Freud, nos alertaba de cómo las distintas alteraciones del desarrollo y enfermedades psicosomáticas que afectan a nuestra salud y estado del ánimo eran consecuencia de según que vivencias infantiles durante los delicados y sensibles años del  desarrollo psicoafectivosexual humano.

Sonrimetro

Cada día somos más l@s profesionales, colectivos e incluso familias, que tratamos de concienciar, alertando a la sociedad del valor y la importancia de que nuestras criaturas reciban la atención y los cuidados necesarios ya desde el momento de la concepción.

Vivimos dentro de una sociedad que necesita hacerse responsable del gran valor de acompañar las necesidades biopsicológicas del desarrollo a lo largo del nuestro proceso ontogénico de la maduración humana. En este cuadro del documental criaturas.org podemos ver como, la predisposición a la enfermedad puede gestarse desde la formación de nuestras primeras células a consecuencia de la continuidad de vivencias disfuncionales durante los primeros años del desarrollo, ya desde el útero materno (continua).

De esta forma el entorno y los cuidados que proporcionamos a l@s infantes desde su concepción pueden ayudarnos a prevenir  diferentes comportamientos, trastornos de estado del ánimo, el sistema nervioso, la conducta y el aprendizaje;  ya sean mentales o relacionados con el funcionamiento de otros sistemas internos del organismo. Y qué sin querer,  seguimos transmitiendo, ocultando, negando e incluso silenciando.  

Como profesional  en Ecología de sistemas humanos: Crianza ecológica y prevención psicosocial una de mis mayores motivaciones es seguir informando de los innumerables beneficios de la prevención primaria y psicosocial, además de acompañar y orientar a las madres, padres,  cuidadoras/es infantiles y a todas aquellas persona relacionadas de una forma u otra con la infancia que deciden guiad@s por su  instinto informarse de los incalculables beneficios de proteger y cuidar de estos delicados años de crecimiento infantil  dentro de sus ecosistemas familiares incluso antes de la gestación.   

cropped-logocuadrado-1.png

De esta forma pongo a disposición de todas aquellas personas interesadas una variada selección de recursos gratuitos que promueven un sano desarrollo infantil dentro de una convivencia más saludable, respetuosa y natural. Una labor que me satisface tanto como la de ofrecer mi servicio de madre de día y/o hermana mayor, acompañando a aquellas familias y sus hij@s que por distintos motivos encuentran alguna que otra dificultad a largo de la crianza, la niñez o la adolescencia. Y deciden transitar junto a la compañía y supervisión profesional, alguna parte de estos momentos clave del desarrollo infantil y la vida en familia.

Porque: Los primeros años de la vida de los seres humanos dentro de sus familias mamíferas, son los más delicados y frágiles de nuestra existencia. Un tiempo de la vida en el que tanto la herencia genética, como las vivencias intrauterinas y las posteriores al nacimiento e infancia, pueden interferir en un pleno desarrollo del embrión, el feto, la criatura, el niño, la niña, la joven, el joven, la adulta, el adulto, la anciana y el anciano.

Más

 

 

Únete a 7.686 seguidores más

https://www.laverdad.es/salud/estadisticas-suicidio-espana-20190909162734-ntrc.html?fbclid=IwAR1e1iepypPw4Tisc-vx9sczPFWAr7AfWJvlRofQZJpe2KuZUMpx50f7_fM

4 Respuestas a “Prevenir la depresión y las alteraciones del sistema nervioso y el estado del ánimo

  1. Pingback: VER DOCUMENTAL: Parir en el siglo XXI | SALUD BIOPSICOLOGICA, FAMILIA Y ECOLOGIA·

  2. Pingback: ¿Por qué proteger del desarrollo biopsicológico infantil? | SALTAMONTES ASUL: Bienestar y biopsicología para toda la familia·

  3. Pingback: ¿Por qué y hasta cuando es recomendable tomar el pecho? – CRIATURAS.org·

  4. Pingback: El amor de mamá y su relación en el desarrollo mental y emocional del bebé | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y bioecología para todas las edades.·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .