Audiolibro: ¡ESCUCHA, PEQUEÑ@ HOMBRECIT@!

Te llaman «pequeñ@ hombrecit@», «hombre común» y por lo que dicen, comenzó tu era, la «Era del hombre común». Pero no eres tú quien lo dice, pequeño hombrecit@, son ell@s: l@s vicepresidentes de las grandes naciones, los importantes dirigentes del proletariad@, l@s arrepentid@s hij@s de la burguesía, l@s hombres de Estado y los filósof@s. Te dan un futuro, pero no te preguntan por el pasado... Tú eres hereder@ de un terrible pasado, tu herencia te quema las manos, esto es lo que tengo para decirte. La verdad es que tod@s: el médico, el zapater@, el mecánico o el educador que quieren trabajar y ganar su pan, deben conocer … Wilhelm Reich

Con este libro escrito escrito por Wilhelm Reich para el Orgonomic Infant Research Center hace más o menos medio siglo, el autor trataba alertar a la sociedad de su época, de la esclavitud voluntaria, la banalidad y el adoctrinamiento de una nueva cultura marcada por la pasividad generalizada, la alienación social y la resignación; fruto de la opresión, del sistema social, económico y político imperante. Una forma de percibir y actuar a la que a la que nombró la peste emocional. Hechos nada nuevos, que vienen siendo denunciados a lo largo de la historia por grandes escritores, filósof@s, médic@s, científic@s, psicoanalistas, pedagog@s, médic@s o guías espirituales.

Escucha pequeño hombrecito

(clicar para leer)

Estos recursos multimedia forman parte de una cuidada y variada propuesta de MATERIALES GRATUITOS que nos ayudarán a crecer y criar en sintonía con las distintas necesidades de la vida en familia. Si decides usarlos RECUERDA QUÉ AYUDAS A MANTENER VIVA mi LABOR y esta OBRA ¡Sí! HACES UNA APORTACIÓN VOLUNTARIA,HABLAS de ella, HACES UNA APORTACIÓN VOLUNTARIA, RECONOCES la autoría de los recursos y COMPARTES el material desde el BLOG que los crea ¡Que la manta que tejemos cubra toda la humanidad y la tierra recupere su equilibrio natural!

Todavía hoy bajo la aparente postmodernidad y el falso bienestar sigue sin ser fácil entrar en contacto con la verdadera vida emocional. Me refiero a las heridas escondidas en el interior de cada un@ de nosotr@s. Hij@s nacid@s dentro de familias aparentemente felices,  la gran mayoría hij@s de madres, padres y abuel@s que sufrieron infancias todavía más difíciles y carenciales, provenientes de un pasado de hambre, dictaduras, guerras, miserias, sufrimientos y represión psico-afectivo-sexual que había que olvidar. Y sin darse cuenta sus hij@s aprendieron a no escuchar sus emociones o a escuchar a unas más que a otras. Y desde bien de pequeños aprendieron a tragarse los mensajes de su propias almas, de manos de la tristeza, el dolor, la rabia, la envidia, los celos, etc. Ahora ya mayores estas personas son totalmente expertas de la mentira, el engaño y la manipulación, todo vale para camuflar, dejar de escuchar y/o evitar su verdadera vida emocional.

En pleno siglo XXI todavía nos cuesta reconocer que much@s de nosot@s ni siquiera somos capaces de darnos permiso para permitir y permitirnos acompañarnos y acompañar, según qué estados emocionales y la intensidad con la que el propio organismo necesita expresar. Llegados a este punto, a alguien le ha dado por preguntarse si tal vez, si ya somos las propias personas las que inconscientemente reprimimos unas mas que otras. Usamos para casi todo esas pastillas, sustancias o técnicas; para dormir mejor, para concentrarme mejor, para que nos comportemos mejor,  para comer más, para no engordar, para que nuestra infancia y adolescencia se relaje, incluso para poder ir a trabajar y ocupar tu lugar dentro de un sistema del que tod@s somos responsables.

¿Estaremos pasando de la pasividad a la hiperactividad? Y esas nuevas vidas con mil y una actividades ¿Nos permiten pararnos y dejarnos sentir la realidad y relacionarnos con la naturalidad? ¿ Vivimos dentro de nuestro propio autoengaño? De una forma u otra toda esta evitación emocional es consecuencia de las carencias afectivas acumuladas, todas ellas están interfiriendo en nuestra sana relación entre dar y el recibir, acciones que bajo mi percibir están directamente relacionadas con la capacidad humana para mantener el equilibrio entre la propia individualidad y el sentido común. Meditar sobre ello puede sernos de gran ayuda.

La realidad es que la balanza está en desequilibrio y los seres humanos y nuestras acciones nos están llevando a rozar los límites de nuestra propia salud, la de nuestras familias y descendencia; Incluso la del propio hábitat que necesitamos para que se desarrolle la vida tal y como la hemos conocido hasta ahora ¿Y todavía nos extraña que se intente evitar y entrar en contacto con la verdadera vida interna?

tupropiotiran@

Las formas y las fórmulas para liberarse de los dolores del alma los hemos ido adquiriendo siglo tras siglo, por lo que han sido y son muy diversas: desde tratar a los niños como verdaderos animales de granja o mano de obra barata, a darles unos azotes, castigarlos o descargar con gritos y diferentes acciones toda la rabia que los adultos cargaban de sus propias familias y vidas anteriores; según la posición y el cargo familiar unos sobre otros. El padre sobre la madre e hijos, la madre sobre los hijos, los hermanos entre hermanos, en los patios y escuelas, en nuestras calles e instituciones, se ataca y descarga siempre de modo directo o indirecto sobre las personas más indefensas.

En los entornos más ricos y pulcros el yugo de la autoridad era todavía mayor de forma que era más sencillo actuar. Me duele decirlo pero hoy todos estos entornos hoy han dado lugar a un nuevos modelos de personajes, entre todos ellos el personaje sádico y pervertido camuflado de ciudadano modelo. Un actor profesional que ya no solo oculta la herida de tod@s l@s niñ@s que nacieron antes que nosotr@s, nuestras abuelas y abuelos, madres, padres; si no que siente verdadero placer al infringirla y perpetuarla.  

Es importante reconocer que descargar la rabia sobre las criaturas, tragarnos nuestros gritos y/o la verdad de como nos sentimos, es manipularnos a nosotr@s mism@s y manipular a las otras personas; comprarnos algo o comprarle algo cada vez que sentimos una frustración o la siente otra persona no nos está permitiendo darnos el tiempo para expresarnis y hablar de cómo nos sentimos. Una sociedad que mira solamente hacia el entretenimiento, las emociones positivas y la actividad constante, bajo mi percibir esta muy lejos de dejarse sentir su propia realidad, vida interna y externa. Una situación que nos puede llevar a pasar día tras día con el aparatito en las manos.

Este trauma ancestral continuará creciendo entre quienes intenten ocultarlo dentro de una sociedad cada vez más insensible e inconsciente que distraída, se aleja de sus propios instintos, valores y cualidades mamíferas humanas fundamentales. Cediendo el lugar a una masa de ciudadanía insidiosa, dentro de un orden mundial catastrófico, en un mundo cada vez más enfermo, más violento, más voraz

¿Somos profundamente conscientes?

Estos recursos multimedia forman parte de una cuidada y variada propuesta de MATERIALES GRATUITOS que nos ayudarán a crecer y criar en sintonía con las distintas necesidades de la vida en familia. Si decides usarlos RECUERDA QUÉ AYUDAS A MANTENER VIVA mi LABOR y esta OBRA ¡Sí! HACES UNA APORTACIÓN VOLUNTARIA,HABLAS de ella, HACES UNA APORTACIÓN VOLUNTARIA, RECONOCES la autoría de los recursos y COMPARTES el material desde el BLOG que los crea ¡Que la manta que tejemos cubra toda la humanidad y la tierra recupere su equilibrio natural!

He intentado expresar y transmitir los motivos y las razones por las que admiro y recomiendo la obra de Wilhelm Reich un ser humano muy valiente, que dedicó su vida ha revelar las causas, los efectos y las consecuencias de nuestras acciones y comportamientos dentro de este absurdo y cada vez más antinatural sistema social, político, económico y cultural que mantenemos entre todes, todos y todas. Pese a ser el máximo responsable de las catástrofes ecológicas y medioambientales que no solo nos estan llevando a la extinción, si no que ponen en riesgo la salud y vida de muchísimas especies, incluida la nuestra

Únete a 587 seguidores más

Aquí junto a mis servicios profesionales vas encontrar una variada y cuidada propuesta de RECURSOS GRATUITOS que nos ayudan a CRECER Y CRIAR en sintonía con las distintas necesidades de la VIDA Y la FAMILIA, desde el sentir de la ECOLOGÍA PROFUNDA. Si decides usarlos recuerda que siempre que COMPARTES desde el BLOG, HABLAS de saltamontesasul.com y criaturas.org, y/o HACES UNA APORTACIÓN VOLUNTARIA sigo creando materiales y este blog sigue creciendo ❤️

Para ESTAR AL DIA de las novedades y RECIBIR una pequeña muestra he creado este canal de Telegram que reúne a jóvenes, ancian@s, familias y profesionales de la salud, la crianza, la educación y la ecología.

¡Compartir esta información es un pequeño gesto que ayudará a mejorar nuestras vidas y la salud del planeta!

Más

Material seleccionado de Enxarxa y Psicología Virtual

7 Respuestas a “Audiolibro: ¡ESCUCHA, PEQUEÑ@ HOMBRECIT@!

  1. Pingback: LA PESTE EMOCIONAL Y LA PERCEPCIÓN DE LA VIDA | SALUD BIOPSICOLOGICA, FAMILIA Y ECOLOGIA·

  2. Pingback: ¿Por qué y hasta cuando es recomendable tomar el pecho? – CRIATURAS.org·

  3. Pingback: CRIATURAS – criaturas: procrear y criar·

  4. Pingback: Documental Criaturas: procrear y criar | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y biopsicología para todas las edades·

  5. Pingback: 1. CRIATURAS – criaturas.org·

  6. Pingback: CRIATURAS: el documental – criaturas.org·

  7. Pingback: Depresión, desarrollo del cerebro, crianza y salud. Un Informe de la Organización Mundial de la Salud | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y bioecología para todas las edades.·

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.