LA PESTE EMOCIONAL Y LA PERCEPCIÓN DE LA VIDA

A las distintas alteraciones de la realidad y percepción de la vida, Wilhelm Reich las llamó peste emocional.  De esta forma, según sus investigaciones, las persona llevamos una armadura que nos impide ver la realidad tal cual, una especie de coraza de dos capas que interfiere nuestra capacidad para percibir. Es como una cobertura del subconsciente que altera los mensajes internos y externos que procesamos a través de nuestros sentidos y la propia psique. La primera de ellas, evita que sintamos todas las heridas que podamos haber sufrido a lo largo de la gestación y primeros años de vida. La segunda capa, es mucho mayor se trata de la coraza social, y es la encargada de que se sigan transmitiendo gran variedad de comportamientos mecánicos y represivos nacidos dentro de nuestra historia como humanidad a lo largo de las diferentes culturas… los cuales se han ido modernizado.

“Fascismo no es sino la expresión políticamente organizada de la estructura del carácter del hombre medio (persona de clase media), una estructura que no está ligada ni a determinadas razas o naciones ni a determinados partidos, sino que es general e internacional”. Wilhelm Reich. Psicología de masas del Fascismo.

No nos ha de ser extraño que las personas carguemos con comportamientos, actitudes, ideas, valores e incluso percepciones que difieren de las necesidades vitales que entraña un sano desarrollo inicial y crecimiento a lo largo de toda la vida infantil y adolescencia. Cito las más importantes para mí: Vinculo seguro, salud biopsicológaauto-regulación. Así nace el documental criaturas.org.

Inconscientes siglo tras siglo esta gran enfermedad personal, familiar, social y cultural sigue afectando a los seres humanos y a la conexión profunda con nuestra propia naturaleza e instintos. Ejemplos de esta peste emocional hoy día estarían representados por el exceso de valores consumistas en detrimento de valores ecológicos, el desmesurado conformismo colectivo o la perdida del equilibrio entre yo y tú, hombre y mujer, seres humanos y reinos naturales… Algo que se ve reflejado en el escaso sentido común que políticamente y mundialmente vivimos en relación la verdadera salud del planeta y quienes habitamos en él.

El actual sistema de valores y las forma de vivir dentro de las sociedades modernas están perjudicando e incluso alterando nuestro propio proceso de desarrollo ontogénico, interfiriendo cada vez más en el propio equilibrio vital humano y el equilibrio ecosistemico del planeta,  modificando la propia naturaleza de los seres humanos: nuestros instintos y capacidades humanas fundamentales.

No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”. Jiddu Krishnamurti

¿De que nos extrañamos?  Es posible olvidar que gran parte de la humanidad ha nacido de familias víctimas de años y años de abusos, explotación y miedo ¿Reunían estas madres, padres y entornos familiares las condiciones necesarias para que la vida infantil se desarrollara sana? Pues al parecer ha habido de todo, lo que sucede es que no todas y todos l@s adult@s de hoy somos capaces de permitirnos escuchar la voz de todas esas conciencias, dar un lugar a todas esas vivencias dolorosas y desgarradoras,  para reconocer y abrazar las adicciones, maltratos, fobias, etc; o lo que es lo mismo a toda esa vida emocional de la que tanto cuesta hablar y dar un lugar dentro de cada árbol familiar. Y como hombres y mujeres, verdaderamente san@s atrevernos a ser nosotr@s mism@s indistintamente de nuestros genitales y orientación sexual, ser fieles nosotr@s mism@s y nuestras familias en relación aquello que sentimos, hacemos y pensamos.

Ciertamente Reich tenia todas sus esperanzas puestas en el siglo XX como el comienzo de una era individual y social más libre y humana. Lo que vivimos nos demuestra hasta qué punto la peste emocional, que dio origen a los movimientos dictatoriales interfiere hoy día el ejercicio de la libertad y la real democracia. Mientras tanto me pregunto: -¿Igual hay mucho que sanar antes de seguir llenando este mundo de víctimas?

—”La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertadI así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres. Digo esto, Sancho, porque bien has visto el regalo, la abundancia que en este castillo que dejamos hemos tenido; pues en mitadI de aquellos banquetes sazonados y de aquellas bebidas de nieve me parecía a mí que estaba metido entre las estrechezas de la hambre, porque no lo gozaba con la libertad que lo gozara si fueran míos, que las obligaciones de las recompensas de los beneficios y mercedes recebidas son ataduras que no dejan campear al ánimo libre. Miguel de Cervantes. Don Quijote de la Mancha.

Únete a 7.688 seguidores más

Materiales seleccionados de https://criaturas.org/2020/01/25/ver-documental-criaturas/, https://cvc.cervantes.es/literatura/clasicos/quijote/edicion/parte2/cap58/default.htm , https://www.esternet.org/articulo/autoregulacion.php, https://elpais.com/cultura/2020/06/25/babelia/1593100124_686711.html y https://saltamontesasul.com/2013/08/27/descargar-libro-psicologia-de-las-masas-del-fascismo-wilhlem-reich/

 

Una respuesta a “LA PESTE EMOCIONAL Y LA PERCEPCIÓN DE LA VIDA

  1. Pingback: ¿Cómo se gesta, nace y crece criaturas.org? – biopsychological health and prevention·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .