¿Violencia o agresividad natural?

En sus investigaciones sobre los procesos vitales a lo largo del desarrollo humano Wilhelm Reich dió a conocer la agresividad como la energía vital que los bebés  necesitan para transmitir a su mamá (o persona que realice su función) que sacie sus necesidades vitales de contacto permanente, alimentación y regulación emocional.

Si a lo largo del crecimiento infantil reprimimos o impedimos de forma continuada la expresión saludable de esta energía sin darnos cuenta podemos estar bloqueando la este impulso, afectando a configuración biopsicológica que establece que tanto bebés como niñ@s pequeñ@s mantengan mayor o menor contacto a la hora de lograr satisfacer sus propias necesidades del desarrollo.

agresividad

¿Conocemos las diferencias existentes entre la violencia y la agresividad natural, además de los peligros de la represión continuada y la falta de canalización de esta segunda? La respuesta podría estar oculta tras el aumento desproporcionado de los niveles de violencia directa e indirecta en niñ@s  pequeñ@s, adolescentes y adult@s.

Al parecer estamos acostumbrad@s a convivir más con la primera que con la segunda, ya que de una forma u de otra tod@s somos partícipes de los elevados niveles de violencia,  en el hogar, en las calles, en los estadios de fútbol, en las escuelas, en la tv, etc. Lo estamos viendo en la sociedad en general, en l@s adolescentes y adult@s que se unen entre ellos para provocar actos de violencia extrema y sádica a los que cada día nos tienen más acostumbrados nuestros propios medios de comunicación.

familia 2

Incluso los métodos de castigo fallan, al parecer más que una solución pueden llegar a causar la auto-represión emocional, acciones que de ser vividas de manera continuada a lo largo de la maduración infantil podría dar lugar a conductas auto-destructivas, apatía, depresión y toda una gran variedad de enfemedades psicosomáticas.

Es fundamental reconocer que la agresividad es una energía vital que forma parte a lo largo de todo el crecimiento de l@s niñ@s, así que será necesaria dentro de un entorno saludable. Lo que muchas veces ocurre es que nosotr@s venimos de familias donde l@s adult@s desconocían la importancia acompañar las expresiones de ira, enfado o celos, así que lo habitual es que no sepamos que hacer y acabemos bloqueando la mayoría de las ocasiones de forma inconsciente la expresión de aquellas emociones que no fueron acompañadas, que tuvieron que tragarse, para salir adelante en muchas de las familias de antes.

En este libro  el dominio de la ira donde Thich Nhat Hanh facilita herramientas concretas para gestionar nuestros estados de rabia.

Este documental puede ayudar a iniciar una reflexión sobre las múltiples confusiones que podemos sentir entre ambos estados emocionales:

 

2 Respuestas a “¿Violencia o agresividad natural?

  1. Pingback: ¿Pare la madre o nace la criatura? | SALTAMONTES ASUL: bienestar y biopsicología para toda la familia·

  2. Pingback: CONOCIENDO NUESTRAS EMOCIONES Y LAS DE NUESTR@S HIJ@S | SALTAMONTES ASUL: Bienestar y biopsicología para toda la familia·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.